centro

noviembre 7, 2007

volví

a la mirada que dejaste en cada cosa

al perezoso trazo de mis huellas

regresé

a las ausencias de ir por casa

a transitarme de recuerdo

a la melancolía chorreante de tu acera

.

.

.

.

.

mirándote

en el hueco que delira tu barbilla.

.

.

.

.

solo desde entonces ahora

que no te hablo

que no sueno a nada

ni me nombras como un país lejano

ni me descifras

ni ocurro

ahora sin dónde ni mejillas

he vuelto

al ángulo enfermizo de tu risa

al calor de silueta intacta

que dejaste

a buscarla

en el incauto instante de un segundo

en las lágrimas

interrogando a mis zapatos
buscando

pasos

que ya no damos

exiliados forzosos de calles

en las que ya no estamos

l

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: