agallas

enero 29, 2008

no quiero decirlo

pero cuando era niña

y lloraba por las noches

consumía mañanas en la puerta cerrada de mi misma

rompian mis pinturas

y me quedaba grande el uniforme

tenía menos miedo

l

Anuncios

3 comentarios to “agallas”

  1. anonimo said

    ¿y llegaron aquellos lamentos a tus padres?
    ¿y esas lágrimas al colchón?
    esos miedos encontraron cobijo para crecer
    entre el gran uniforme y la pequeña niña

    miedos que colorean a uno mismo por dentro y por siempre

  2. Y ahora que eres mujer olvidarás el miedo.

  3. la maga said

    No, no llegaron. Fui silenciosa, como ahora. Creces. Y tus miedos contigo.Y al final, creces un poco más y descubres que les debes algo a esos miedos.
    Asi que compras pinturas nuevas, te ajustas los cordones y el vestido y sales a la calle. A por los otros. Los nuevos miedos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: