Los cuentos del agua

febrero 27, 2008

Los años, criatura marina caen por la aldea de forma suave, pero inexorable.

Las lluvias trajeron más tormentas y la tierra aunque siempre fue tierra de árboles y tojos, no podía dejarse querer más por las aguas.

Ahora, a menudo,(debe ser cosa de hombre viejo) recuerdo esas tormentas y esos instantes, como si fuera un niño. Y sabes lo que hago? Me quedo, no salgo a la mar, la barca amarrada y triste. Y puedo volver a verte.

Lo primero que recuerdo es el día después de la última tormenta. Despues de tanta desgracia, la mar nos quiso dar la tregua de los meses cálidos. Me llegué a la playa despacio, con la garganta asomada al viento, para gritarle al mar.

La mar me recibió como una amante. No quería escucharme. A cambió jugó a quereme en la orilla.

Lo primero que ví de tí, criatura marina, fue tu cabello.

Al principio pensé que eran algas perezosas, meciéndose. Pero todo era extraño.

La mar tan calmada y silenciosa, y en el aire los olores de los fluidos de las entrañas del agua, la música de la llegada y la espera.

Nunca había visto al mar así. Me acerqué torpemente, vestido con ropajes de invierno y botas , hasta la cintura de mar. Y allí estabas.

Fue un instante, pero te ví. Frente a mí, como un deseo de tierra y agua te mecías. La hija del mar.

Sólo una niña de cabellos ensortijados y algas.

Sólo el ser más bello de esta tierra de hombres.

l

Anuncios

Una respuesta to “Los cuentos del agua”

  1. Rq said

    No me puedo creer que existas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: