Robert y nosotros

marzo 7, 2008

Gracias Robert por estar. Por tocar todas las canciones que quería. Por hacer tangible un sueño tan dulce…Él estaba envuelto en su risa, seguro, rodeado de la vida que elige. Me alegro por tí y tu risa. Es lo más hermoso de esta tierra. Tu risa.

A menudo sueño despierta con ella. Nada tan lleno de vida, nada capaz de hacer salir el sol, sólo tu risa.

El sol que nace por tu risa, sólo por ella, ese sol ya no me tocará.” Y esta es la razón- mi querido capitán- de mi extraña melancolía”.Te despides y yo solo voy a saber echarte de menos. Y voy a hacerlo tranquila, sin temor, con dulzura, porque es lo que tu quieres.

En este espacio de espacio que hemos compartido, esta franja de tiempo , ya atemporal para siempre, en la que nos hemos encontrado, te he mandado la carta mas larga de mi vida. Sé que la recibiras. No sé en que mundo.No sé en que tiempo.

Sólo un deseo: la ancianidad de tu risa y el recuerdo.

Buen viaje

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: