el tiempo y la cura

abril 2, 2008

El tiempo y la cura.

Sorprendida otra vez.

Con los ojos sin noches.

De los cuerpos cálidos a tientas en la noche buscándose idiomas y tacto.

El pub irlandés, con musiquita de bailar y rinconcitos. Las calles estrechas de pasos, que ya se querían y más y un poco siempre dolidas, con la suerte de pronto y el equipaje de ausencias, indisoluble.

Abrazos de nuevos, de quererse.

Tú.

Buscarse el fleco de hilos de dentro, sólo para darlo, sólo para darlo.

Y finalmente hacerlo, arropada por un sitio del mar, despierta, entre paseos marítimos y alcobas de besarse, de loca.

No saber nunca de vivir y en cambio, vivir entonces sin mañana ni colegio.

Anuncios

2 comentarios to “el tiempo y la cura”

  1. anonimo said

    decadente color de luz abstraída del mar, de la sal, del manantial
    allí, entre los años, abajo un saludo… y sol
    elogiando un elefante de trompa chica
    allí… tú
    yo a mil mundos de sordera
    mi ego en la siguiente esquina
    mi abrazo apenas cabe, ni quiere

    allí… verde olivo en abril

    y las sílabas de mi torpe hablar
    atropellan vocales a mediodía
    y una tarde… quizá muchas…
    bendita furia el muerto gris que soñó azul
    por ser vela, por ser vela

    poco será su guiño taimado, su postor engañado
    por no poco adelanto será en novela

    y ya… no será altar
    … y sí una madera que soñó encontrar su verde rama

  2. la maga said

    sin furia ya
    sin altares
    solo ser carne de sueños
    o sueños
    o carne

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: