si esta noche acaba-que lo dudo-

mañana

voy a volver a romper todos los mapas, a rescatar las luces de la calle

si esta noche acaba-que lo dudo-

me voy a recogerte en lo improbable

reseña biográfica

mayo 30, 2008

Supongo que el tiempo pasa

y yo soy la constancia absurda

de alguna idea desechada

la suma de todas los despropósitos

el cum lauden de los errores.

Ya casi nunca me analizo

porque tengo todas las ganas de perder

de poder decirme

ea, lo ves, ahora destrózate los puños

Pero no,

sólo la miserable melancolía

Ya ves, no lo supero

y sigo igual

atragantándome las risas

a rastras,

el corazón a saldos

raudas,

las benzodiacepinas

Ya no quiero engañarte

decirte: está no soy

porque el puto insomnio me delata

y la nostalgia con su punto exacto de cafeína

y el miocardio a dentelladas

Y digo:

no, mejor, vuelva mañana

siga jugando

llame a otro médico

cambie de drogas

solicite un plan de pensiones

espere un taxi

Porque sí: esta soy yo

la novia del eco

la intérprete muda de miss.desesperación

las prisas del lunes

la soñadora dormida en el epílogo

el trozo hueco que me falta

el irreparable apagón sin baby boom

la malabarista

la duda que duda

lo inevitable

las palabras perdidas en la parte trasera de algún coche

Y no me perdono

no en la corta vida en la que somos

la minoría de edad

los acumulables en tomos

las huidas intravenosas

el miedo

los lados izquierdos de otras camas

No me perdono

y lloro

y digo las cosas que mi madre no quería

No puedo más conmigo

no vale

nada

a estas alturas

que te diga

que algo va mal

porque soy yo a pesar de todo

porque sigo sin encontrar la cuadratura

el tacto de los solos

la forma de decirte que te quedes

l

la fotografía

mayo 30, 2008

Me veo así. Es un lugar dónde ya hemos estado. Descalzos. Es la arena y el sol de la tarde. El verano. En los sitios del mar que aprendí por tí.  Te esperaba en la arena, dorada de sol, mientras tú bailabas con el mar a solas durante el tiempo impreciso del recuerdo. Cuando el sol se dejaba querer por el mar hasta el final, tú solías nadar hacía la orilla, sonriendo, agotado, lleno de risa y ganas hasta mi cuerpo. Entonces yo soltaba el libro y te decía -por qué has tardado tanto- . Tu reías con tu sonrisa partida y me ponías de nuevo a respirar al mundo.

Eso era antes. Y ahora..Me veo así. En un lugar dónde ya hemos estado.Descalzos. Es la arena y el sol de la tarde. El verano. En los sitios del mar que aprendí por tí. Estoy de pie mirando al frente. Sigo la línea exacta que une el sitio dónde me encuentro con el horizonte, por dónde tú caminas. Tu espalda enfrentada al viento, la frente al sol. Yo intento abrir más los ojos,utilizo mis manos como visera. Me pongo de puntillas. Pero cada vez te alejas más y yo sólo puedo divisar tu espalada y  los pasos que has dejado en la arena. Tu espalda. Entonces por un instante , te vuelves hacía mí, me sonríes con tu sonrisa partida, me regalas el gesto que te viste y es tan tuyo y el instante se desvanece.

Esto es lo que veo cuando cierro los ojos. Una fotografía a contraluz, el sol a tu espalda, el cielo azul de lás cámaras reflex .Tú y la sonrisa partida que yo amo. Tú.

Esto es lo que veo cuando cierro los ojos. Todas las noches.

l

clase.de.disección

mayo 27, 2008

no voy a darte más

por nada

si quieres nada

entonces voy a darte lo que soy a veces

si me gritas

.

.

.

.

.

(bailando sola)

l

una verdad

mayo 27, 2008

Toda la noche he estado soñando contigo.Toda.Y ha sido toda y todo.Y es suave la noche y tiene el latido de todas las cosas que quise y aún quiero, no como el ser que soy, no como el cuerpo que me lleva,si no como el íntimo sentido de las cosas que existen pero que no se ven, no se tocan y que por eso y sólo, son lás más importantes. Porque respiran desde el abrazo eterno de la tierra. Desde la música  nómada que susurra el universo. Desde la dulce cura que da el tiempo, la cura que no es, la dulce herida. Porque se dejan descubrir, se vuelven descuidadas desde la mirada que cuida, la mirada  de todo lo que fuimos porque fuimos de otros, de los que ya no están, de los que amamos y que partieron, de forma imperceptible, o en la tormenta, pero siempre de puntillas, para no hacernos daño. Y que siempre serán lo que hemos sido y fuimos, lo que queremos ser, el beso sobre el miedo. Las ganas del abrazo al final del camino, que sólo se recorre cuando se corre solo, las fuerzas, las ganas de querer, las buenas lágrimas. Me despierto y te busco, y escondo la impaciencia de encontrarte, de deshacer heridas, de contarte una vez, como en los sueños, todas las gracias que te doy, lo que te echo de menos.Los pasos que no doy, y los de valiente. Lo grande que me va quedando el mundo sin tu abrazo.

l

a.mi.dulce.niña.de.mar

mayo 21, 2008

tengo el día tonto, o los años

o la herida

la tonta cicatriz,

la irresistible

déjame perdonarme las palabras

ajustarte el vestido,

reir los lunes

colocarte las pecas

alumbrarme

-no ser parte de ese ser tan torpe,

que se enreda la prisa y las ausencias

que te hiere por nada

o sin cualquiera-

porque

las olas se escapan si te dueles

y entonces

ninguna brisa está pasando nunca

l

como siempre

mayo 21, 2008

oigo esa música y puedo escucharte los ojos, las manos, la sonrisa..

ll

carta.de.presentación

mayo 21, 2008

“No soy nada. Nunca seré nada. No puedo querer ser nada. Aparte de esto, tengo en mí todos los sueños del mundo. ” Tabaquería, F. Pessoa

Cuando lo supe

era entonces

Y hoy

ya lo sabía

la niña que espero a ser

no podía entonces permitírselo

por eso

ahora

el hueco del hueco que me nombra

todas todas las ganas y ninguna

la fiebre

las palabras del tamaño incoercible

cada una de las cosas no vencidas

o nárcoticas o da igual

entretenidas

las ganitas de ser

los remolinos

la concha de caracol entre tus manos

podía creer que el tiempo y todo el hambre,

podía

o no sabía entonces-no quería-

que algo sin azul-o sin vacío-

podía llenar horas y mayúsculas

por eso yo perdí

y es imposible

por eso yo lo sé

nada me salva

de no ser más que soy y sin remedio

l

l

estamos tan preparados

(afilas dientes y palabras

que no sé que no sé que no sé

dónde escondías)

y tenemos

todas las ganas de perder

todos y lodos

las tretas del ansia

las fauces

bailando pisándonos la boca y las premisas

sin precauciones ni menos ni a horcajadas

pedirnos

nunca y no la tregua

buscarnos

por si sobrevivimos

l

repaso

mayo 20, 2008

tengo ganas de irme o lo contario

despido mis posibilidades de ayer por la mañana

me visto las últimas  palabras que te dije

no escucho casi nada de azules ni latidos

(tengo toda mi vida en las orillas)

l

l