estancias hospitalarias I

junio 22, 2008

estuve allí

pero no fui yo si no la fuga

y todo los sitios de marcharme

estuvieron paseándose al sol impertinentes

el nuevo ritual

algodón húmedo y vena sin latido

y el suave dulce dolor lábil

de ponerse a llorar un poco

si no fuera

porque no tienes tiempo y eres grande.
luego viene la piel y las agujas

después la noche

el solo

las luces de ciudad

y la tormenta

cuando pasan tres dias

aprendes a morder el suero fisiólogico

l

Anuncios

2 comentarios to “estancias hospitalarias I”

  1. *DOC* said

    por qué escribes de hospitales?

    Tu fotografía me hace recordar este sitio web, muy interesante, date una pasadita…

    http://hospital.apoka.com/

    Luego me cuentas qué te ha parecido este sitio experimental.

  2. Ese suero fisiológico que a veces nos deja sin dientes de tanto que se muerde.

    Hay niña, esas estancias, qué duras son cuando se viven de cerca.

    Cuidate preciosa, nos vemos el finde que viene.

    Un abrazo,

    Estel J.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: