Para Susana y Rodrigo

julio 5, 2008

es hoy

y es

tener el corazón en la garganta

y por fin que sí,

que todo importa

que nada es vano ni se pierde

Cuando la conocí yo era una niña,

minúscula y de ojos

hecha a trompicones,

y ella

una sonrisa en cada esquina de facultad inmensa,

una promesa

un café dulce a sorbos cortos

una buena noticia de puntillas

la luz que sabe quedarse sin palabras . .

El llegó más tarde

trayendo bajo un montón de apuntes y otras cosas

una risa que sabía mecer a las tormentas

Te buscaba en los pasillos tras las clases

me arrastraba contigo hasta las prácticas

y te miraba deshaciendo las lluvias,las mudanzas

recociliándome entonces con el mundo . .

Y fue así

aquel día que la luna miraba,

ése,

en el que os encontrasteis caminando despacio

guardando

los pasos indecisos, las maletas sin viaje

las ganas de volver

las taquicardias

Y desde entonces

sois y sois

uno sin límites, sin geografía humana

inseparables indescifrables, incompresibles el uno sin el otro. . .

Parte de la naturaleza intacta de los sueños

que pueden por una vez tocarse

l

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: