verdades

octubre 31, 2008

mañana tengo guardia

mi abrigo verde es el abrigo verde más bonito del mundo

tengo un coche que me lleva a todas partes si me dejo

Elliot dice que me acueste ya

voy a vacíar el calendario un ratito

(hasta mañana)

Anuncios

Nuevas Perspectivas

octubre 29, 2008

Roy:

Supongo que es una mera cuestión de espacio, pero hoy, voy asumiendo algunas de las vistas que me ofrece esta nueva perspectiva.  Me acurruco en el punto de fuga y todo cambia. Ahora sólo la certeza. Ahora sólo acostumbrarse a lo inconstante.

l

la última vez

octubre 24, 2008

Cómo un herbívoro mastodóntico

llevo mascando un no fibroso y escapista

desde el pasado fotograma.

Y ayer sin preaviso,

sin pódromos ni excesos ni presíncopes

vomito un sí dominical y absurdo

y me acicalo las excusas.

(La última vez)

l

sin llaves

octubre 24, 2008

La vida que espero y esperaré

a la sombra en el oasis que me inventé.

Como el sabio en las cumbres del saber

soy alga en el mar de la calma;

soy tabla de mi propia salvación.

Me quiero y me protejo de mi misma voz.


Llévame,

con mi corazón yo suelo hablar,

donde reine un tibio sol

a la luz de una espiga

donde calentar

mis pies descalzos, o quizá

donde andar.



Quien duda no espera

remanso en el agua fiera.

Que pienso si siento,

anhelos del sentimiento.

Mi risa, mi tiempo,

que crezcan ansiosos por enamorar.


Llévame

con mi corazón yo suelo ir.

al lugar donde nací

a buscar caracolas al fondo del mar

que inunden mi paladar.


Despliego mis velas que hay que partir,

ahora canta el jilguero junto al rosal.

El alma remonta, quiere volar,

hoy es un gavilán en celo.

Candiles de aceite habra que encender

pintores holandeses mis manos mancharán.


En este altar antiguo que levanté

a lo alto de mis horas quiero subir,

y como polen nuevo me quiero esparcir

en un total abandono.

Candiles de aceite habra que encender

sin llaves a las puertas del instante estoy.

Sin llaves– El Último de la Fila

alien

octubre 24, 2008

A veces tengo dudas de pertenecer a algún sitio..

l

el día siguiente

octubre 21, 2008

Y es, con los pies en la orilla, y a deshora. Con la culpa de la funambulista y el recetario de las improcedencias conocidas. Con toda la sordera de un desfile dónde se pierde un niño y es de noche; y dónde siempre hay un pájaro que muere atropellado entre las multitudes.

Y soy, de nuevo sin partidas ni embalaje, el mar secándose extendido en mi rodilla, los dedos trazando la sílaba en un labio, las indicaciones desprovistas de semáforos.

Y así, recorro la ciudad desnuda y con los huesos, colocándome la inercia y la corbata dónde nadie me ve.

Procuro contar despacio hasta diez y sumar cientos.

La irremediable manía de borrarme en los recordatorios

Y así, respiro, despeinándote otra vez, haciendo mundos.

Buscándome la paz en la demencia, del cruce inexacto de noviembre, con las conjugaciones de tu nombre

l

el preludio intermitente

octubre 20, 2008

mete otra vez la mano en esa víscera

y así, poco a poco exprime el limón y otros líquidos,

desenvuelve los cubiertos de los eventos lúdicos

no va a costarte demasiado la butaca en el palco

-igual que los primeros pasos de una fimosis,

que sólo duele en los recibidores ilustrados-

tenía algo entre los dientes

pero no sabe a ese marisco de la cena

sólo la constante evidencia en la tráquea,

sabes?

sólo existir

con la cabeza sumergida en la bañera del techo

acicalar desastres

vendarte los pechos

y las luces

sólo saber de mí

en los suburbios de algún sueño

acontecer una tarde cualquiera

autolesiva

sonreír inmóvil e impecable

tan obscena y desnuda

como la sed del mundo

l

evolution

octubre 20, 2008

quiero matarte

o tal vez no

solo quiero

que

desaparezcas

que no compartamos ni un suspiro

que te olvides para siempre de mi nombre

l

motivos

octubre 20, 2008

Voy a escribir para no preocupar a Raquel,

para dejar algo en algún sitio,

para no volverme loca,

para decir que no quiero y no, y sí, siempre.

l

prólogo de lunes

octubre 20, 2008

son las dos a.m

y yo

ocurriendo aquí

en algún lugar

tan lejos

de mañana