guardia30

julio 31, 2009

Tenía muchas ganas de llorar. Pero no llorar un poco o un poco más. Tenía ganas de llorar más largo o más espeso, o más corriente de agua entre los pies sumergidos de río helado.

No era la meningitis, el shock séptico fulminante, la autopsia, el certificado de defunción, la carta a anatomía patológica, el escaso roce con la piel, las explosiones.

Era la mirada agrietada y la boca solo de ruidos, el poco espacio para respirar que deja su atmosfera cuando pasa, la soga que aprieta injusta y casi asesina, estúpida, los tacones y los gestos cortados a sierra y martillos.

Era la falta de un asidero donde agarrarme si pienso que Rosseau tenía razón y el hombre es bueno, cuando las manos se quedan heladas y en sigilo, se muestan las heridas hacia dentro, para que nadie pueda verlas.

A esa gente o no que pasa y pisa. A los de la raza opuesta o la contraria. A esos me refiero.

Entonces,ocurren muchas cosas. El mundo es un lugar tan extraviado. La noche es agua de lavar ropa cansada. No puedo recordar como me llamo.

Y tengo tanto frío.

l

Anuncios

.Heaven.

julio 21, 2009

y entonces ella dijo:

“vuela”

y dibujó las lineas de sus manos

(otra vez)

l

parece que si, que me quedo por fin

me voy dejando

llevar

como a una playa intacta

con los ojos vendados

los gemelos a punto de estallar

por si hace falta

correr

como otras veces

que fueron siempre

hasta ahora

dónde parece que sí

que voy

a sentarme justo

en este lugar

-la chica más triste de la ciudad

la mujer con ojos de dragón

casi gacela-

las piernas recogidas en mis brazos

la cabeza apoyada en las rodillas

la risa casi nueva

rozándome la boca

y el escaso sentido de partida

la tímida verdad

tu saliva

las íntimas propuestas personales

para sentarme aquí

y levantar la orilla

de la playa

para sentarme aquí,

como te dije

y escucharte

el resto de mis vidas

l

Quédate

julio 5, 2009

Para ti..

(Dios! la de problemas que te doy..)

Sí, siempre decías: “quédate”,
y al final, tú volviste a la calle.
Cuero negro y ganas de beber
sin saber en qué barrio quedarte.

Disneylandia, no existe ya para ti.
No hay dinero, no, no saliste nunca de aquí.
Siempre igual, siempre estás igual.
Siempre igual, siempre estás igual.
Vueltas en la cama sin parar,
no está mal, sólo duermo más ancho.
Nadie viene nunca, ¿dónde están?
No han llamado más, no me echarán de menos.
Siempre quise largarme no estar aquí,
tú decías, sí: “Por mí vete, déjame en paz! ¡déjame! ¡Vete de una vez!
¡déjame!”

Yo rompia el tiempo sin saber
ni qué hacer, ni a qué carta quedarme.
¡Dios! La de problemas que me das
pero no está mal, si tú te vas me muero.
Me decías, por la noche a dónde iré…
cuando vuelvas, sí, cuando vuelvas te mataré.
¿Dónde estás, dónde puede estar?
¿Dónde estás, dónde puede estar?
¿Dónde estás?

Los Burros. Disneylandia

Gracias

l

es el dolor que parte en dos el cuerpo

en el que habito insuficiente siempre,

inacabada

I was dreaming of the past
and my heart was beating fast
I began to lose control
I began to lose control

I didn’t mean to hurt you
I’m sorry that I made you cry
oh no, I didn’t want to hurt you
I’m just a jealous guy

I was feeling insecure
you might not love me anymore
I was shivering inside
I was shivering inside

I didn’t mean to hurt you
I’m sorry that I made you cry
oh no, I didn’t want to hurt you
I’m just a jealous guy

I didn’t mean to hurt you
I’m sorry that I made you cry
oh no, I didn’t want to hurt you
I’m just a jealous guy

I was trying to catch your eyes
thought that you was trying to hide
I was swallowing my pain
I was swallowing my pain

I didn’t mean to hurt you
I’m sorry that I made you cry
oh no, I didn’t want to hurt you
I’m just a jealous guy, watch out
I’m just a jealous guy, look out babe
I’m just a jealous guy

John Lennon. Jealous Guy