la marea y yo

noviembre 20, 2009

la marea me dejó la piel cuarteada, la miel en los labios, las piernas enterradas..V.M

Sí.

Suavemente el tiempo. Suavemente.

Se porta bien conmigo. Juega, revolotea con mi vestido, lo hincha de viento, sopla entre mis pies descalzos, me despierta, roza mis mejillas, me susurra despacito.

Me siento a mi manera. Y soy yo. Sobre la playa. Sentada como un indio. A mi manera. Mis manos y el calor de de la arena, miles de piedras pequeñas, los mundos que ocurren en mis manos.

Mi piel. La piel de una tormenta. La niña que fui, en mi piel aún. Las conchas de la orilla. La sal.

La marea crece y yo me dejo. Mis islas sumergidas. Mi papel mojado.

Las diminutas ínsulas ancladas a mis tobillos.

La mirada siempre al infinito azul, a la ventana de mi habitación-al mundo-

La mirada siempre al infinito azul, a mis otras vidas, las que pudieron ser y no fueron, las vidas en las que no fui, en las que al fin y al cabo seguiré siempre siendo.

La marea me abraza, y yo soy tan pequeña-o no- y en el baile tácito me desenvuelvo ligera y leve, frágil y sin ropa, sonriente y con ojeras de sueños, que han de ser, todavía.

Y en los labios, el tacto eterno, la suave cadencia del tiempo.

Y yo, diminuta. Inundada.

l

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: