cama cinco. guardia 100

enero 22, 2010

Ella o tú o yo o él.

 Ella mira con ojos que ya no miran.

 Yo toco su cuerpo y sé que no firmaré su alta esta noche.

Ella.

Tiene un cáncer en estadío terminal.

Sonríe si mi enfermera le dice algunas cosas mientras le extrae sangre sin ruidos.

Su hermano llora en el pasillo.

Yo coloco mi fonendo en su pecho. Sus latidos asienten, acompasados a mi pregunta.

Se llama  Raquel.

Yo.

No tengo manos. No sé dormir.

l

l

Anuncios

2 comentarios to “cama cinco. guardia 100”

  1. […] trayecto aún más), y entonces serían algunos cientos de cienes de guardias más, podría ocupar ese mueble, porque están escritas todas esas muescas de la “c” en mis genes…y si eso […]

  2. Deckard said

    Laurita cielo, mientras sientas la punzadita de dolor, mientras sigas viendo a Raquel, y no a la paciente, todo ira bien. No es mas duro o mas fuerte el que niega los sentimientos, o los anula, sino el que sabe vivir con ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: