concursio amantis

marzo 9, 2010

estaba sentada en una línea

que dividía algo importante-creo

sujetaba la cabeza entre mis manos

tenía el pánico de los catorce

levantando los párpados a la noche

nunca sé dormir-no a tiempo-

encuentro

un trozo de algo que perdí-sin despiste, o no, no me di cuenta-

suave y rojo

y por qué no

te encuentro

bello y jugando

tu juego exacto y casi es

el día en el parque sobre la mesa de madera

tocándonos la parte suave del antebrazo

mordiendonos  en el labio inferior la altura

deshaciendo la cama en la cabeza

hace ya mucho tiempo de casi todo

no me encuentro contigo

en ninguna esquina ni interludio voraz

ni en las fugas -cada cuarto de hora-

ni en la autopista

ni en penúltimo

cigarro-o grito-

pero hoy

sin aritmética

deshaciendo algunas buenas intenciones-haciendo otras-

te encuentro

y puedo olerte

saborar la piel que no se rinde

reconocernos

a medio terminar-o no-

en metamorfosis errónea, sin zapatos

sobre la linea media

desvaneciendose audaz

guiñando un ojo

atravesándo el sexo reservado, las maletas

llevas la camiseta de warhol

me sonries

avanzas

te comes las señales

me sacas a bailar

en la noche de otros

l