Segundo día en menos de tres que  escucho esta canción

y bueno..

qué decirte
a veces las distancias parecen la subida a áquel sitio, aquella vez

a veces hay tal concurrencia en mi cabeza qué me preocupa pensar que estais tan apretados

casi respirando vuestro aliento uno en la boca del otro o susurrando respiraciones sobre la dulce piel del lóbulo incierto

y pienso en.. sillas..soy una anfitriona desastrosa..no encuentro sillas suficientes para que podais sentaros..

me asombro, sonrío, sois muy cívicos, no discutís entre vosotros, os respetais a pesar de la piel compartida, me conoceís bien,  tan bien..

no es fácil este recipiente, lo sé, los contornos abruptos, los huesos, marcados, los angulos con pómulos..el aire entre los besos..las mentiras.

Tengo la boca de invierno

Y  me gusta pensar en besarte en la salida del metro, pero aún dentro, con mi abrigo de capucha, los labios de los veintiseis, y el vapor suave y cálido dibujando algunas cosas que viajan sin saberlo..

Luego me subiré a tu espalda, me encontrarán tus dientes llenos de sonrisa, desde abajo hace un segundo

Esperando , me miras en la ventanilla del autobús hace un siglo

Te regalo, eso, que te gusta y sabes ahora

Ves?

Al fin y al cabo.. el tiempo no existe casi..y puedes sentarte dónde quieras

l

guardia en transversal

noviembre 1, 2010

mira

 te diría mucha s cosas casi siempre,

cuando te leo te diría muchas cosas y creo que podríamos hablar durante horas

y por qué no lo hacemos? Tenemos poco tiempo. Porque no duraremos. Yo no duraré.

la vida es frágil y hermosa, justainjusta, dura y maravillosa, y a veces sopla un viento que te deja sin hojas de cuaderno, escuálida  y azul..hermosa al fin..tan longitudinal y escasa

Estoy jodida y triste

Nadie debería decirle esas palabras a una madre. Ni a un padre. Nadie debería tener que enterrar a sus hijos.

-y eres como un arbol escueto y pálido, en un bosque que  ya no es..pero recuerdas-

Tiemblas

y yo..no puedo decirte nada

ni a ti tampoco

ni a ti,

ni a ti,

ni a ti

porque mira,

hoy ha sido todo tan duro que creo que gritaría y en la Urgencia de este Hopital Terciario de referencia Europea y con monitores con desfibriladores autónomos que han decidido huelga personal-  e  intrasferible- nadie me oiría, porque es casi como un sueño raro, que recuerdas solo unos segundos antes de despertarte y luego no puedes volver a recordar..esos  en los que gritas pero no tienes voz

y entonces nadie te oye

y te pones entonces a buscar algún lugar donde resulte menos escandalosa la sordera..y resulta..que al final..estas tan cansada, que

no sabes lo que no quieres y no te importa

o a lo mejor te importa tanto que no puedes respirar,

pero respiras

y al final..

solo quieres,

tú también, aunque nunca lo digas-o si

como P,

como todos,

encontar el camino

 para volver a casa

l