nosotros

noviembre 24, 2012

viajábamos sin prisas ni meniscos

parecía que siempre se hacía de tarde en naranja y azul

y que todo ocurría sólo porque queríamos

 

 

Me regalaste unos zapatos

pusimos todas las canciones

ahora el libro de tu padre en mi omóplato

 

Pertenecíamos a una extraña clase de suerte de semáforos y albatros

 

Nos gustaba llorar por las mañana

era la marea o los inconvenientes de las carreteras de comarca

 

Y yo llorando por lo de siempre

Y tu diciendo que yo era así porque estaba hecha de vida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: