Ella

marzo 24, 2013

Vive pero no lo sabe

y dice cosas que asustan

Pronucia cada palabra con una serenidad que parece no tocar las cosas que existen

porque ella habla de todos los colores de sus ojos y entonces comienzas un viaje sobre lo inconmesurable

Tiene unas manos delgadas y las posa suavemente sobre todo lo que no sabe nombrar

A veces es mucho

A veces tanto que tienes que abandonarla

pensar que es imposible

Que ya amará a otro

Porque juega a la rayuela sobre la línea finísima del precipicio

A veces es mucho

tienes que abandonarla

porque es inabarcable

Y pensar que ya la amará otro

 

 

 

l

escrito en las muñecas

noviembre 19, 2012

A mis muertos voy a decirles que me tengan piedad

Que esta noche pase

y sobrevivamos

Pero estoy sentada con mi camisa de rayas bajo un poste de luz en una calle rara

pasan veloces autos fríos y me gritan piropos como si hubiera carne

Pero todo va bien

porque he decidido esta noche no vivir más ni me tengo nada que decir entre las bocas

todos los latidos en el pulso de carótida que se agolpa a mi pesar bajo mi cuarto dedo

mañana

deshacer la maleta verde en la habitación 133

recoger la alfombra y los mechones

perdonar todo

que mis muertos me recuerden

las siete conjugaciones de mi nombre
De ” Los crímenes de la habitación 133″

la columna

noviembre 19, 2012

era verano creo y frío

yo tenía daño en los puños y en la boca

empieza por un hueso

termina en la puerta que tiembla y vacila

o acaso

en el bordillo de la acera de un hotel sin vistas y a veces mares raros

acaso

satisfecha

contemplando mi obra

que parece conclusa, ahora

la obra de mi encía y toda mi voluntad inflamada en el instante mundo

ahora

no parece bonita

y sólo

el maldito dolor de espalda por el que comenzó todo

el corazón

acaso

el corazón

De ” Los crímenes de la habitación 133″