35

abril 11, 2011

Guardo un libro

que quiero

lo guardo

y lo pongo en el sitio de mi estantería donde casi es seguro que se va encontrar mejor, más protegido, querido, cuidado

y entonces le digo bajito-les digo bajito: vais a estar mejor, no os preocupeís, encontraré vuestro sitio, os llevaré a vuestro lugar- y paso despacio el dedo corazón-índice- anular-corazón sobre sus lomos, la tinta escrita que los nombra. les digo: vais a estar bien, yo os llevaré.

Ahora paseo de nuevo mis manos sobre el robusto llomo de papel envejecido, despacio, advirtiendo el tacto de un milagro, “Cartas de Cumpleaños”. Ted Hughes estaba allí, lo escribió para Sylvia, su mujer.

Él las escribió a lo largo de más de veinticinco años, las primeras poco después de la muerte de ella.

Yo recorrí el mundo buscándolas, ahora lo sé.

Y que pueda leerlas solo puede significar que la vida me toca, aunque me empeñe en precipitarme en las aristas.

“..la tierra de embrujos tras tus labios africanos.

España era lo que intentabas despertar y no podías. Te veo a la luz de la luna,

paseando por el muelle vacío de Alicante

como un alma esperando el transbordador,

un alma nueva, que aún no comprende,

pensando todavía que está en su luna de miel,

y en un mundo feliz, la vida entera aún por llegar,

feliz, y todos tus poemas esperando aún ser encontrados”

 

“Caminamos hacia el sur atravesando Londres hasta Fetter Lane

y tu hotel. Frente a la entrada

en el lugar donde cayó una bomba, ahora en edificación
nos agarramos aturdidos
para protegernos y nos metimos juntos en un barril
por una especie de Niagra. Mientras caíamos
en un estruendo de alma tu cicatriz me contó
–como contraseña o nombre secreto–
cómo habías intentado matarte. Y oí
sin dejar ni un momento de besarte
como si lo susurrase una estrella serena
sobre la ciudad que giraba retumbando: Mantente lejos.
Una estrella cobarde. No recuerdo
como llegué de contrabando, enrollado a ti,
dentro de tu hotel. Allí estábamos.
Eras tan delgada y suave y ágil como un pez.
Eras un mundo nuevo. Mi nuevo mundo.
Así que esto es América, me maravillé.
¡Qué bella, qué hermosa es América!”
 
“..Pero entonces me senté, inmóvil, incapaz de sondear lo que te inmovilizaba,
 mientras te miraba, como inmovilizado
 estoy permanentemente ahora, permanentemente
 un poco inclinado sobre tu ataúd abierto.”
 
 
 
Me falta tanto aún
Gracias
l
Anuncios

improvising

marzo 2, 2011

“El cerebro es tan poco libre y el sistema en que mi cerebro ha nacido tan libre, el sistema tan libre y mi cerebro tan poco libre, que sistema y cerebro perecen” Los Locos Los reclusos. Thomas Bernhard

es algo así:

 el plan es incorrecto

parece que no importa pero sí

no hay plan, entonces

y la improvisación es la vida

l

Alguien que me quiere mucho me ha hecho un regalo enorme..sólo porque ella sabe..

Y por ella, ahora puedo tocar la preciosa edicción que Pretextos ha realizado de  la poesía reunida de Yeats traduccida al español y sentirme privelegiada y azul.. Y es así..

como mirar al Cielo, en un día como hoy de Sol  e Invierno, estos inéditos días que da esta tierra, y sólo esta tierra..igual que da estos hombres, solo estos hombres, en esta esquina del mundo, en esta patria, desdibujada casi, que es mi pais, en el dedal del mundo..

Y  como, bebo, lloro, salto,río ,camino sin cesar, y luego puedo llegar a casa y leer estos versos, esta noche, comprender todo y dar las gracias

“Si tan sólo yacieras muerta y fría

Y las luces del oeste se apagaran,

Vendrías aquí e inclinarías tu cabeza,

Y yo reposaría la frente sobre tu pecho

Y tú susurrarías palabras de ternura

Perdonándome, pues ya estás muerta:

No te alzarías ni partirías presurosa,

Aunque tengas voluntad de pájaro errante,

Mas tú sabes que tu pelo está prisionero

En torno al sol, la luna y las estrellas;

Quisiera, amada, que yacieras

En la tierra, bajo hojas de bardana,

Mientras las estrellas, una a una, se apagan.”

Willian Butler Yeats

Mañana Lunes,  guardia, 07:00 a.m y yo azul, sonriente y azul..tan azul

Khalama

junio 17, 2010

Khalama en el lenguaje del Tíbet significa Ruta del Cielo..

Cuando la ví por primera vez,  fué familiar y hermoso. Fué un reencuentro. Algo tan sagrado como volver a ver a alguien a quién has amado y ha muerto. Cálido. Tocar un milagro. Y al mismo tiempo, percibir ese impulso de vida latiendo en la piel que solo puede sentirse al abrazar a un recién nacido.

Luego ella nos miró con sus enormes ojos, y casi sonriendo bajo el viento- seguro- que solo puede nacer bajo sus pestañas, nos eligió al compas de sus 120lpm de bebé león.

Gracias, Calita.

Eres el ser más hermoso que he conocido. A pesar de mundos, por encima de la piel y muy lejos de las cosas que nos empeñamos en entender. Las únicas que existen.

Te queremos mucho

Lucha, pequeña, por favor

l

No sé muy bien por qué.

Es lo que le he dicho hace un rato a mi amigo M. No sé muy bien por qué. Me preguntó : Te ha pasado algo bueno? Sí- respondí segura- Puede.- añadí después,(en el siguiente instante), por costumbre. (todo.es.frágil)

me he levantado tarde- mucho-

me gusta dormir y

me gusta dormir aún un poco más despues de despertarme

tengo las sábanas desordenadas y juego el juego de siempre-ese- que tu sabes-

y pongo sobre la almohada mi mejilla- y luego pasa un tiempo cortito-poco-que sé yo-dormito- entonces-

entonces es el Sol en mi mejilla, suave, y los párpados que ríen bailando las pestañas perezosas y sonrío.primera.sonrisa.hoy

elliot viene porque me oye y tiene que decirme algunas cosas.su hocico mojado me busca sobre la cama. digo su nombre.sabe que aún voy a esperar un poco-un poco-un poco más aún.

paseo mis labios por mi antrebazo y es suave y me hace cosquillas y puedo seguir un rato porque soy perezosa y hoy estoy sola en casa y puedo oirme respirar y eso que es tarde y se oyen otras cosas en la calle. porque ha salido el Sol y todo el mundo quiere contarle cosas del invierno.

me llaman por teléfono, varias veces y he pensado en no cogerlo un rato-pero si es importante- bueno pues..salgo, como manzanas de esas que solo ella sabe elegir y -son para mí-porque ella me lo dice y están tan buenas que un día comerétantastantastantas que

y voy  recogiendo algunos libros y otras cosas que quedaron anoche esparcidos por el suelo. estoy leyendo los cuentos-cuentos,- de truman capote y quiero escribir un poco sobre eso. leer otra vez, y saber que soy una chica con suerte. porque él estaba allí y afiló sus lápices de madera en su apartamento-la primera vez-soñando que se convertiría en un gran escritor- y tengo un montón de ropa por el suelo.a elliot le gusta porque se esconde -un poco- entre mi ropa y juega conmigo y con los pies diminutos-mis pies pequeños-y sonrío.otra vez.

luego no sé lo que me pasa pero tengo que escuchar smells like teen spirit y me acuerdo de kurt y estoy pensando un rato en él. y en tobi vail y miro sus fotos y pienso algunas cosas hermosas sobre ellos y en la frase de cobain en aneurysm -loveyousomuchitmakesmesick-y le entiendo. y le escucho, suave, bajito. me llama R. y río mucho porque está un poco harta de todo, pero es fuerte y la quiero y creo que todo saldrá bien.luego me pongo a escuchar canciones, que a ti no te gustaban, y otras que te gustan, o no, pero que son mi corazón-y yo-tantas veces que.-es solo eso sabes?

luego suenan kings of leon y te recuerdo sin parar en ese coche, o en ese -justo- en esa parte de seventeen.y sonrío-

tengo los pies sobre la estantería y bocarriba deletreo algunas cosas.me gusta como suenan algunas palabras. despacito. chocolate. l. me escribe un poco. me dice te echo de menos. y yo a él. n. canta conmigo una canción por teléfono que nos gusta. p. tiene un dilema que no lo es y tengo que pedirle algunas cosas todavía.

he comenzado a tener unas costumbres nocturnas que remolonean y se hacen perdonar por la mañana. y suena ahora hasta el final los planetas y te recuerdo en segundopremio y en casi todas y me recuerdo facilmente a mi y el corazón  que no para de contarme cosas que yo sé, porque qué le voy a hacer, si despues de tantos años..

un buen día. sonrío. mañana guardia y comenzar, el libro en mi cabeza. intentarlo.

l

noche 16

febrero 17, 2010

Soy extrañamente feliz

Gracias

l

doslocos

diciembre 4, 2009

te dije: mira llueve

bastante

y soy pequeña

nos vamos a inundar

y va ser imposible no ponernos perdidos en este chaparrón

te dije:

mira, la ropa mojada no sienta nada bien y parece que incluso pudiera hacer más frío  si se pega a la piel cuando se hace de noche

pero entonces, salimos a la lluvia

Y la lluvia ardía

l


desideratum

noviembre 8, 2009

ven ahora

si

toma

coge

todo

lo que sabes

si

porque todo

es tuyo

y tú

tú que me miras

y pones

la mano en la espuma barrida

en las dóciles horas dormidas

en los badenes y sobre el precipicio

en  todas las cosas que me dieron miedo

tú ,ven

y coge todo

-el corazón,el pobre corazón-

porque te pertenece

alive

noviembre 8, 2009

Puede que sean unas horas

en las que ya no son horas-acaso-

pero tambien son las horas

más lúcidas

más incautas, desde que empezó el día-los días-

en los que crezco centímetros, nocomonoduermonoparonopuedoparar

 y acumulo, cansancio, ojeras y felicidad, junto con una extraña sonrisa imprevista, casi asaltante que me delata..

Y como he sido siempre-ysoyseré- solo  la parte que no encuentro..recojo la sonrisa, la regalo, la paseo, la hago caminar despacio, o a galope, o en sueños..

Todos se dan cuenta..

Las ojeras, la ropa enorme, el cansancio acumulado en piel y cosas…la sonrisa

 

 

 

 

l

 

 

parece que si, que me quedo por fin

me voy dejando

llevar

como a una playa intacta

con los ojos vendados

los gemelos a punto de estallar

por si hace falta

correr

como otras veces

que fueron siempre

hasta ahora

dónde parece que sí

que voy

a sentarme justo

en este lugar

-la chica más triste de la ciudad

la mujer con ojos de dragón

casi gacela-

las piernas recogidas en mis brazos

la cabeza apoyada en las rodillas

la risa casi nueva

rozándome la boca

y el escaso sentido de partida

la tímida verdad

tu saliva

las íntimas propuestas personales

para sentarme aquí

y levantar la orilla

de la playa

para sentarme aquí,

como te dije

y escucharte

el resto de mis vidas

l