Alguien que me quiere mucho me ha hecho un regalo enorme..sólo porque ella sabe..

Y por ella, ahora puedo tocar la preciosa edicción que Pretextos ha realizado de  la poesía reunida de Yeats traduccida al español y sentirme privelegiada y azul.. Y es así..

como mirar al Cielo, en un día como hoy de Sol  e Invierno, estos inéditos días que da esta tierra, y sólo esta tierra..igual que da estos hombres, solo estos hombres, en esta esquina del mundo, en esta patria, desdibujada casi, que es mi pais, en el dedal del mundo..

Y  como, bebo, lloro, salto,río ,camino sin cesar, y luego puedo llegar a casa y leer estos versos, esta noche, comprender todo y dar las gracias

“Si tan sólo yacieras muerta y fría

Y las luces del oeste se apagaran,

Vendrías aquí e inclinarías tu cabeza,

Y yo reposaría la frente sobre tu pecho

Y tú susurrarías palabras de ternura

Perdonándome, pues ya estás muerta:

No te alzarías ni partirías presurosa,

Aunque tengas voluntad de pájaro errante,

Mas tú sabes que tu pelo está prisionero

En torno al sol, la luna y las estrellas;

Quisiera, amada, que yacieras

En la tierra, bajo hojas de bardana,

Mientras las estrellas, una a una, se apagan.”

Willian Butler Yeats

Mañana Lunes,  guardia, 07:00 a.m y yo azul, sonriente y azul..tan azul

Anuncios

ahora

febrero 1, 2009

Mira no digo que lo dejes,

digo

que ya no me importa tanto

que voy a perdonarte siempre

que no tengo ya mucho tiempo

y estoy con todo el sol

detrás de mi ventana

l

Serenity

enero 22, 2009

..y los nuevos días son como un sol recién nacido.

l

la fotografía

mayo 30, 2008

Me veo así. Es un lugar dónde ya hemos estado. Descalzos. Es la arena y el sol de la tarde. El verano. En los sitios del mar que aprendí por tí.  Te esperaba en la arena, dorada de sol, mientras tú bailabas con el mar a solas durante el tiempo impreciso del recuerdo. Cuando el sol se dejaba querer por el mar hasta el final, tú solías nadar hacía la orilla, sonriendo, agotado, lleno de risa y ganas hasta mi cuerpo. Entonces yo soltaba el libro y te decía -por qué has tardado tanto- . Tu reías con tu sonrisa partida y me ponías de nuevo a respirar al mundo.

Eso era antes. Y ahora..Me veo así. En un lugar dónde ya hemos estado.Descalzos. Es la arena y el sol de la tarde. El verano. En los sitios del mar que aprendí por tí. Estoy de pie mirando al frente. Sigo la línea exacta que une el sitio dónde me encuentro con el horizonte, por dónde tú caminas. Tu espalda enfrentada al viento, la frente al sol. Yo intento abrir más los ojos,utilizo mis manos como visera. Me pongo de puntillas. Pero cada vez te alejas más y yo sólo puedo divisar tu espalada y  los pasos que has dejado en la arena. Tu espalda. Entonces por un instante , te vuelves hacía mí, me sonríes con tu sonrisa partida, me regalas el gesto que te viste y es tan tuyo y el instante se desvanece.

Esto es lo que veo cuando cierro los ojos. Una fotografía a contraluz, el sol a tu espalda, el cielo azul de lás cámaras reflex .Tú y la sonrisa partida que yo amo. Tú.

Esto es lo que veo cuando cierro los ojos. Todas las noches.

l

Here comes de sun

abril 6, 2008

Ayer comenzó a salir el sol.

Y era incapaz de no saludarlo. Incapaz de no decirle : gracias por volver, gracias por ese calorcito de mis mañanas a las cinco p.m..

Entonces salí.

Con sorpresa acabé caminando por una calle querida.

Compré fresas. Y ciruelas.

Madrid me quiere aún.

Chocolate y cuesta arriba.

Vuelta a la casita sonriente.

Luego, a otras velocidades, noté algo. Era cómo color cristal. Frío.

Necesito más calor. Ese calor que te da punzaditas y latidos. Ese calor que colorea la sombra si cierras los ojos, y hace lucecitas si los abres de pronto. Azul y tú allí. Y yo. Y el Sol que nos quería.

Gracias por volver

l